¿ Cómo ayuda la inducción miofascial a recuperarme?

La inducción miofascial es la pieza clave en la cadena de tratamientos realizados por los fisios para la restauración y alivio del dolor. Todas las estructuras de nuestro cuerpo, absolutamente todas, están rodeadas y protegidas por un contínuo fascial formado por tejido conjuntivo que adopta prácticamente la forma de un traje ceñido desde la cabeza hasta los pies. La fascia organiza y al mismo tiempo separa, proporciona protección y autonomía a cada músculo y vísceras y establece relaciones espaciales entre ellas.Químicamente es el colágeno el que permite su cambio al pasar fácilmente de un estado sólido a fluido y viceversa.

¿ Cómo afecta el colágeno a la estructura de los tejidos?

Un golpe, una caída, una postura inadecuada, una lesión aguda o crónica, cicatrices…provoca cambios en la estructura de las fibras de colágeno haciendo que éste se acorte y se endurezca. Esto lleva a todo este tejido a un círculo vicioso de tensión, espasmo muscular y a largo plazo, disfunción orgánica y dolor, creando las ya conocidas tendinitis, capsulitis, tenosinovitis,hombro doloroso, fibromialgia, algias vertebrales, cefaleas, fascitis…

Las técnicas de inducción miofascial estimulan de forma directa la reorganización y reorientación de las fibras de colágeno, aumentan el aporte de sangre a los sitios de la restricción y acelera el proceso de recuperación. La mejora de la calidad del movimiento y la desintoxicación del sistema linfático son inmediatos.

Si deseas más información, contacta con nosotros.

Publicado en Uncategorized.
Núria Sanfélix

Núria Sanfélix

• Diplomada en FISIOTERAPIA.
Fisioterapeuta especialidad deportiva: tratamiento, control y seguimiento del proceso de recuperación de las lesiones deportivas; como instructora de TRX, Pilates y entrenamiento funcional en clases colectivas.

Deja un comentario