Elige tu programa de electroestimulación para optimizar el rendimiento

 

La electroestimulación (EENM) es una de las herramientas más utilizadas en el deporte de alta competición por su efectividad  y su fácil aplicación en cada momento de la temporada. Combinada con el ejercicio físico nos permite una recuperación más rápida de las lesiones, ganar fuerza en menos tiempo o, de forma más específica, mejorar un gesto deportivo.

¿Cuál es el programa más idóneo para cada momento?

Los ejercicios ISOMÉTRICOS se utilizan para el comienzo de los programas rehabilitadores, cuando una articulación está inmovilizada y nos interesa potenciar la musculatura de alrededor para evitar la atrofia y acelerar la recuperación sin que haya movimiento. Los electrodos en este caso han de colocarse con el músculo en posición de estiramiento medio. El tiempo de contracción, 6-15 sg y el tiempo de descanso, 12-25 sg. El número de series recomendable, 8-12 , realizando 3-8 reps en cada una contrayendo activamente el músculo que estamos estimulando.

En pretemporada y en plena competición se puede combinar la electroestimulación con ejercicios:

Los DINÁMICOS, para la fuerza y la hipertrofia, se realizan con máquinas y permiten contraer activamente el músculo mientras la articulación se mueve, activando las fibras musculares en el momento de máxima estimulación. Estos ejercicios aumentan el volumen del músculo y mejoran la  fuerza por unidad de tiempo.

-para hipertrofia: frecuencias de 40-60 hz, 6-8 sg de contracción y retorno excéntrico, descanso 6-8 sg.

-si queremos entrenar la fuerza-resistencia, frecuencias de 20-40 hz, tiempo de contracción 7-10 sg, 10 series de 20-30 reps.

-fuerza potencia:50-80 hz, 2 sg contracción-2sg retorno, 8-10 sg descanso.

-fuerza explosiva: 100 hz. Estos ejercicios se realizan a partir de la mitad del entrenamiento para evitar el agotamiento. 1-3 sg de contracción concéntrica, 20-40 sg descanso.

Por último, la electroestimulación SELECTIVA permite integrar o aumentar la contracción muscular en un gesto deportivo y reeducar el patrón motor, p.ej lanzamiento de una pelota, saltos, etc.. siempre hay que tener en cuenta el nivel de condición física del deportista y que la intensidad de las corrientes nunca debe llegar a producir cansancio, pues podemos sobrecargar el músculo, provocar contracturas o activar puntos gatillo. Los ejercicios, cuanto más funcionales y adaptados a la discipina deportiva, mejor, con ello activamos el área específica en el córtex para ese músculo específico.

 

Publicado en Uncategorized.
Núria Sanfélix

Núria Sanfélix

• Diplomada en FISIOTERAPIA.
Fisioterapeuta especialidad deportiva: tratamiento, control y seguimiento del proceso de recuperación de las lesiones deportivas; como instructora de TRX, Pilates y entrenamiento funcional en clases colectivas.

Deja un comentario