¿ Por qué las agujetas? ¿ cómo podemos combatirlas?

agujetas

El entrenamiento que más  “agujetas” produce es: el excéntrico, el isométrico con cargas superiores al 85% y la electroestimulación de alta intensidad. Este fenómeno, muy conocido en el deporte de alto rendimiento y en principiantes, sólamente es detectable en la ecografía y en la resonancia magnética.

A nivel microscópico, estas microlesiones se producen porque las miofibrillas ( unidad funcional del músculo) se remodelan, hay un aumento en el número de sarcómeros (hiperplasia sarcomérica) y de nuevas proteínas como respuesta a la demanda del ejercicio. Como signos clínicos,la inflamación y el dolor son necesarios para que se estimule la producción de estas nuevas sustancias, por lo que el uso de antiinflamatorios no es conveniente en estos casos.

La formación de nuevas fibras musculares se activa entre el 2º y el 3º día después del entrenamiento, por eso se recomienda realizar justo ese día ejercicio aeróbico de baja intensidad (65%-75%) combinado con los gestos deportivos de ese mismo entrenamiento sin cargas y una buena sesión de estiramientos activos. Esta sesión provoca un aumento de la densidad capilar, una disminución de las fibras del tipo II y un aumento de las fibras tipo I.

Como preventivo, la hidratación durante el entrenamiento sobre todo los primeros días después de un largo tiempo de inactividad o previos a competiciones, junto con la suplementación de minerales desde la primera hora de máxima actividad y la reposición energética antes de la media hora después de haber finalizado son efectivos a corto y largo plazo.

 

Publicado en Uncategorized.
Núria Sanfélix

Núria Sanfélix

• Diplomada en FISIOTERAPIA.
Fisioterapeuta especialidad deportiva: tratamiento, control y seguimiento del proceso de recuperación de las lesiones deportivas; como instructora de TRX, Pilates y entrenamiento funcional en clases colectivas.

Deja un comentario