¿Por qué se lesionan con tanta frecuencia los isquiotibiales?

La lesión de los músculos isquotibiales es una de las más frecuentes en el deporte, concretamente en el fútbol, atletismo, salto de vallas , volleybal, básket y artes marciales. Y es además la que se manifiesta de la forma más variada, de menor a mayor gravedad, como una distensión, contractura, microrotura, rotura fibrilar, rotura septal, rotura completa.Salvo los dos primeros casos, que se recuperan en máximo 7 días, el tiempo de recuperación  en los demás oscila entre 4 y 12 semanas.

los isquiotibiales corresponden al grupo de los llamados músculos tónicos, se caracterizan por tener un alto contenido en fibras rojas, de contracción lenta, pero se fatigan mucho más tarde que los músculos fásicos o rápidos, como lo es el cuádcriceps. Este desequilibrio entre ambos grupos musculares ya predispone de por sí a los isquiotibiales a tolerar menos los esfuerzos explosivos como una patada, un chut, una frenada o un sprint al final de una carrera.

Como dato interesante destacar que, de los isquiotibiales, el semitendinoso y semimembranoso se lesionan más al resbalar y el bíceps femoral, corriendo, y que a la hora de entrenar los primeros responden mejor con pocas cargas y ejercicios excéntricos y los segundos, con cargas submáximas y contracciones explosivas.

El entrenamiento preventivo es la mejor profilaxis para evitar la sobrecarga y las lesiones, concretamente a base de  ejercicios funcionales, core y flexibilización estática y dinámica.

Publicado en Uncategorized.
Núria Sanfélix

Núria Sanfélix

• Diplomada en FISIOTERAPIA.
Fisioterapeuta especialidad deportiva: tratamiento, control y seguimiento del proceso de recuperación de las lesiones deportivas; como instructora de TRX, Pilates y entrenamiento funcional en clases colectivas.

Deja un comentario